ENCUENTRA TU TIENDA MÁS CERCANA EN SALAMANCA DÓNDE ESTAMOS
pies 0

La importancia de cuidarse bien los pies

Los pies son los encargados de soportar todo el peso de nuestro cuerpo y hacen posible la movilidad locomotora. Sin embargo, pese a la importancia que tienen, no siempre le prestamos la debida atención, relegándolos a un segundo plano en lo a cuidados se refiere. Por este motivo, muchas veces presentan ciertos problemas que podríamos evitar si disfrutaran de una atención más esmerada. Y para que puedas tener tus pies siempre bien cuidados y te sientas cómodo al caminar, hoy te traemos algunos consejos que estamos seguros de que te resultarán muy útiles.

1. Hidratar la piel de los pies

Una adecuada hidratación en la piel de nuestros miembros inferiores es fundamental para evitar que se cuarteen y pierdan su suavidad. Lo ideal es utilizar una crema
hidratante para los pies después de la ducha, haciendo especial hincapié en la planta y en los talones que son las zonas que más sufren. De esta forma, también podremos evitar los callos, ya que la sequedad es una de las principales causas de su aparición. Un problema que puede agravarse y traernos dificultades a la hora de andar y calzarnos.

2. Tratar las ampollas

Las ampollas son uno de los problemas más frecuentes por utilizar un calzado de mala calidad o al hacer deporte. Para ello es importante usar zapatos de materiales adecuados y calcetines específicos para correr. Pero si tenemos ampollas, lo mejor para curarlas son las bandas protectoras que pueden adquirirse en farmacias y que se caen cuando la ampolla se cura.

3. Evitar los juanetes

Aunque los juanetes suelen ser hereditarios, el uso de zapatos de punta estrecha y tacón alto pueden dar lugar a su formación o agravar el problema. Por eso, si empezamos a notarlo cuando están empezando a desarrollarse, es importante usar un calzado más ancho, usar plantillas de fieltro o gomaespuma. En casos más graves se hace necesaria la intervención quirúrgica, por lo que es importante establecer medidas a tiempo si es posible. En nuestra tienda de ortopedia online puedes encontrar artículos ideales para protegerlos. ¡Te ayudarán y mucho!

4. Calzado que transpire

Usar un calzado que permita que nuestros pies respiren bien también es fundamental, ya que de esta forma evitaremos problemas de hongos y pie de atleta. Por nuestros pies perdemos un litro de agua aproximadamente cada día y si el calzado no permite que el pie transpire y se oxigenes, nuestros pies pueden convertirse en el caldo de cultivo perfecto para la aparición de este tipo de problemas.

En cualquier caso, además de los cuidados básicos, no está de más visitar al podólogo al menos una vez al año para mantener nuestros pies sanos y bien cuidados, sobre todo las personas que padezcan diabetes, ya que sus pies presentan una estructura diferente y necesitan mayores cuidados.

 

Autor

Sandra Rodriguez es Terapeuta ocupacional y Tecnico orto protésico. Se graduó con el título de Terapia ocupacional en la Universidad de Salamanca y posteriormente se especializó como Tec. Orto protésico por esta misma universidad. Su experiencia profesional como terapeuta ocupacional pasa por el mundo de la Neurorehabilitación en el Hospital Nisa Valencia al Mar de Valencia y el mundo de la geriatría en la Residencia Cibeles de Salamanca. Inició su carrera como Técnico orto protésico en el año 2017 en la Ortopedia Hedasa Prosalud situada en Salamanca donde ejerce en la actualidad.
Compartir

Noticias relacionadas

Las órtesis para la rodilla son elementos de uso externo que ayudan al organismo a modificar o aspectos funcionales o...

Ahora que estamos en pleno verano, las temperaturas pueden aumentar de repente en muchas ocasiones. La cuestión es que, en...

Hola a todos. Mi nombre es Susana Sáez, soy Terapeuta Ocupacional especialista en neurología y oficial en Ortopedia Hedasa Prosalud...